ALCONA S.A., visión hacia el futuro sostenible

Por Roxana Consuegra, especial para Correo de Cuba
Fotos: José (Tito) Meriño

La Sociedad Mercantil Cubana ALCONA, S.A. es uno de los líderes
en la exportación e importación de bienes y servicios dirigidos a la sostenibilidad y el desarrollo ecológico a nivel internacional. Está adscrita
al Grupo Empresarial Flora y Fauna, perteneciente al Ministerio de la
Agricultura.

Su gama de valores es amplia, con presencia en el mercado foráneo desde 1995. Se especializa en la comercialización de animales vivos, alimentos frescos, y carbón vegetal y sus derivados. Además, ofrece servicios de saneamiento ambiental que garantizan el equilibrio de los ecosistemas destinados al turismo de naturaleza.

ALCONA, S.A. crea nuevas estructuras de atención en respuesta a la demanda de la dirección del país, y con el compromiso que implica ser una de las 36 empresas designadas para la misión exportadora e importadora relacionada con las formas de gestión no estatal, a propuesta del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, explicó a Correo de Cuba la ingeniera Berkys Medina Urra, directora general de dicha entidad.

A partir de la estrategia de encadenamiento se alcanzan tres objetivos primordiales: la sustitución de importaciones, el incremento de la producción de alimentos para satisfacer las necesidades del país y el aumento de la exportación de bienes y servicios hacia el mercado internacional, en función de acrecentar los ingresos de Cuba, acotó Medina.
Al identificar potenciales productores que generen fondos exportables, la entidad prepara el procedimiento para la comercialización de esos rubros, teniendo en cuenta sus especificidades, así como la armonización de protocolos con los países interesados.

Deben ajustarse a los estándares internacionales de calidad, obtener la calificación tras los registros sanitarios y cumplir los parámetros de sostenibilidad ambiental, señaló la directiva.

Ejemplo de ello es el producto estrella del perfil de exportaciones de la entidad. El carbón vegetal artesanal de marabú y sus derivados constituyen una alternativa sustentable: se liberan los campos de esta especie invasora, al tiempo que se utiliza en el desarrollo de programas agropecuarios. Así se aprovecha mejor ese recurso natural, en lugar de talar grandes poblaciones vegetales como sucede en otros países, subrayó Medina.

Carbón vegetal artesanal de marabú
Carbón vegetal artesanal de marabú

Este material combustible, de comprobada calidad, elevados niveles de carbono fijo, durabilidad en el quemado y libre de elementos contaminantes, es envasado en sacos de polipropileno y papel. Se comercializa principalmente con naciones europeas, como Alemania, Portugal, España, Reino Unido, Grecia y Turquía, y con Canadá en las Américas.

Por otra parte, la exportación de animales vivos posee nichos de mercado en Holanda, España, China, Chile, México y algunas regiones del Caribe. Entre los más solicitados se encuentran peces, caballos, delfines y flamencos rosados. La distribución de los dos últimos se hace efectiva una vez concedidos los permisos por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, reveló.

Medina Urra manifestó que el saneamiento ambiental es el servicio de mayor demanda a nivel nacional. En la actualidad se estudian las potencialidades para su inclusión en la cartera de exportaciones a corto plazo.

Se brindan, entre otras prestaciones, la limpieza profunda de superficies, la desinfección de ambientes, el control de plagas y vectores, y la desobstrucción y limpieza de redes residuales y trampas de grasa. Estas acciones se realizan en instalaciones hoteleras y del sistema de salud.

Proceso de desinfección y limpieza en el hospital Faustino Pérez, de Matanzas.
Proceso de desinfección y limpieza en el hospital Faustino Pérez, de Matanzas.

Ante la situación epidemiológica que enfrenta Cuba, ALCONA, S.A. desempeña un rol fundamental. Ha realizado procesos de higienización total en policlínicos y hospitales, como el Faustino Pérez, de la ciudad de Matanzas, el Julio Aristegui, de Cárdenas, y Mario Muñoz, del municipio Colón, en esa provincia occidental. En los procesos interviene personal calificado para el empleo de productos biológicos y químicos biodegradables y en armonía con el entorno.
ALCONA, S.A. se afianza. Sus potencialidades atraen cada vez más al mercado externo y, con 25 años de vida, aboga por el futuro sostenible, concluyó.

Publicado en Correo de Cuba